Para el "Joven aprendiz"

martes, 20 de noviembre de 2007

Los Decanos de Medicina..............

Hace unos días leía que “los Decanos de las facultades de Medicina no consideraban necesario aumentar el número de alumnos en Medicina”.

Razonaban la decisión en que los ratios en el número de estudiantes nos situaban a la cabeza de los países europeos.

Esta noticia me llamó mucho la atención, no creo que los decanos sean ajenos a los problemas que se están planteando, en este momento la falta de sustitutos para cubrir las ausencias de los facultativos, que afecta tanto a la especializada como a la primaria y que no deja de ser la antesala de otra situación más grave, como será el déficit de profesionales que se producirá en los próximos años, al tener que acceder a la jubilación toda una generación que se encuentra por encima de los 55 años.

Ha pasado por mi cabeza la descabellada idea de que los decanos han querido poner de manifiesto la desastrosa administración de los recursos sanitarios, llevada a cabo por cualquiera de las administraciones conocidas, tanto autonómicas como centrales, de los últimos 20 años, que nos han llevado a una progresiva desacreditación y a un desplazamiento de tareas propias de la profesión médica.

Sea como fuere que hayan tomado la decisión, me parece que será trascendente si se mantiene, si quiera sea un par de añitos. Digo esto porque la situación es de cambio profundo en el devenir del S.N.S., de una situación de oferta de personal abundante a una de “equilibrio sostenible”, según los decanos y de una situación de “demanda no sostenible” a otra que desconozco cual pueda ser.

El deseo de la administración madrileña de abrir 6 hospitales, para lo que ha calculado unas 1.100 plazas de facultativos, desconozco la previsión en personal de enfermería, es un acontecimiento en el que vale la pena reparar, ya que se entrelaza con la posición que la Comunidad de Madrid tiene como “buque insignia” para el P.P.

Por un lado está el impacto que el desplazamiento de personal va ha tener, no solo en las comunidades limítrofes, sino en todo el S.N.S., habida cuenta que en estos momentos las plantillas están demasiado ajustadas y se carece de los reemplazos necesarios para cubrir las coberturas asistenciales de los servicios hospitalarios. El desplazamiento de un elemento de un servicio a Madrid, generará un déficit en el origen que no será posible cubrir. Pongamos el ejemplo de un servicio de cardiología que brillantemente puso en marcha una unidad de hipertensión, un adjunto se desplaza a Madrid, lógicamente plantea la necesidad de un reajuste en los servicios asistenciales intra y extra hospitalarios, ¿cuál será la priorización para la supresión de los servicios asistenciales prescindibles?
Esta pregunta es la llave de una serie de consecuencias en cascada, porque conviene recordar que estamos en un sistema de comportamiento global, supongamos que deciden suprimir la unidad de hipertensión o cualquier otra, los pacientes serán remitidos a la A.P.

Pero nuestra situación no difiere de cualquier otra en el S.N.S., somos los que somos y no parece que seamos más en los próximos 12-15 años.
Si han conseguido llegar hasta aquí hagan el esfuerzo de imaginar su futuro.

La dotación hospitalaria es previsible que se modifique, nuestra población ha modificado su distribución, por lo que la aparente necesidad de la Comunidad de Madrid se repetirá en otras comunidades.

Y sigan imaginando, tal vez los decanos nos hayan hecho el favor de tener que ponernos las pilas.

1 comentario:

Decano de Medicina dijo...

Estimado amigo: un análisis muy acertado. Creo que el "ruido" que hacemos ha sido fundamental para que se empiece a debatir en serio sobre un problema gravísimo. Y, parafraseandote, ahora que las pilas están puestas, a ver si andamos!.
Joaquín García-Estañ
Decano de la Facultad de Medicina de Murcia (medicinamurcia.blogspot.com)
Secretario de la Conferencia Nacional de Decanos de Medicina (cndmedicina.googlepages.com)